El Senado aprobó la Ley de Alquileres

Sancionada por 41 votos del oficialismo, beneficiará a más de 9 millones de inquilinos. “A partir de mañana vamos a tener una ley mucho más justa” celebraron desde la organización Inquilinos Agrupados.

El Senado aprobó esta noche la Ley de Alquileres que beneficia a más de 9 millones de inquilinos. Luego de varias horas de debate, quedó sancionada por 41 votos del oficialismo. El bloque opositor se “desconectó” luego de votar favorablemente la ley de Educación a Distancia, se manifestaron en desacuerdo con “la inclusión de temas no vinculados con la pandemia de coronavirus”.

En una reciente encuesta, la organización de Inquilinos Agrupados publicó que este mes, el 49% de los inquilinos argentinos tiene problemas para pagar el alquiler o se ve imposibilitado de hacerlo. “A pesar de la apertura económica distintas industrias y comercios, todavía sigue siendo preocupante que un 49% de nuestro sector no pueda pagar el alquiler” denunciaron. Tras sancionarse la ley, desde la agrupación lo celebraron.

Algunos aspectos principales de la nueva legislación:

– Con el objetivo de brindar mayor estabilidad y disminuir los gastos de renovación, el plazo mínimo del contrato dejará de ser por dos años y será de tres.

– Los aumentos del precio ya no serán semestrales, se aplicarán una vez al año. El cálculo se realizará considerando el índice de inflación y el promedio de los salarios. “Deben seguir un índice conformado en partes iguales por el IPC (índice de precios al consumidor) y el RIPTE (remuneración imponible promedio de los trabajadores estables)”.

– El mes anticipado y el depósito de garantía no podrán ser mayor al equivalente de un mes de alquiler. Hasta ahora, los inquilinos debían abonar el equivalente a un mes de alquiler por cada año de contrato y en muchos casos se veían obligados a ahorrar desde mucho antes de la mudanza para poder afrontar todo el gasto.

– Las expensas extraordinarias quedarán a cargo del locador, es decir, el dueño del inmueble. El locatario sólo pagará los servicios normales y permanentes a su disposición. 

– Establece la obligatoriedad de declarar los contratos de locación ante la AFIP, para evitar contratos precarios que dejan desprotegidos a los inquilinos. 

– Se simplificará la garantía, el inquilino deberá proponer al menos dos alternativas entre título de propiedad, aval bancario, seguro de caución, fianza o garantía personal (recibo de sueldo, certificado de ingresos). 

– Las reparaciones de la propiedad continúan a cargo del dueño. En caso de no tratarse de una urgencia, el propietario tendrá diez días para concretar el arreglo, de no hacerlo, el inquilino puede hacerlo por su cuenta y exigir el descuento en el próximo pago.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *