Una de las propietarias de la revista Training Time, explica la historia de cómo surgió este medio de comunicación independiente y los desafíos que debieron afrontar para mantenerlo en pie. Los deportes amateurs fueron uno de los principales objetivos que se encargaron de difundir.

Llevar adelante un medio de comunicación implica una gran variedad de desafíos desde lo económico, la prensa y, sobre todo, si se trata de uno independiente, los cuales dependen de las publicidades. Por eso, para entender mejor esta perspectiva, Leonor Guerrini cuenta su experiencia de cómo surgió la iniciativa de crear la revista Training Time. Junto a Orlando Franzosi, otro de los dueños, son los encargados de llevarla adelante.

Además, lograron una difusión tanto nacional como internacional que permitió ayudar y promocionar a un montón de deportistas amateurs en especial a los relacionados con las artes marciales. De esta manera, los atletas pudieron participar en distintas competencias cuando antes era imposible debido a los gastos que debían afrontar.

– ¿Cómo surgió la idea de hacer la revista Training Time? ¿Por qué decidieron llamarla de ese modo?

La revista Training Time nació a través de un viaje que realicé junto a Orlando Franzosi a Estados Unidos, donde terminamos viviendo en Las Vegas por más de un año. Allí, justo surgió el tema de trabajar en un medio de comunicación social y deportivo en el cual cubríamos la parte de deporte. Así que cuando volvimos para Argentina decidimos nosotros fundar la revista Training Time que era para apoyar el deporte amateur que en ese momento eran artes marciales, pesas y culturismo. Así surgió Training Time, que quiere decir tiempo de entrenamiento, el 24 de octubre de 1992

– ¿Cuáles fueron los principales desafíos que se presentaron al realizar el medio?

Bueno, desafíos son muchos, siempre tenés desafíos, hasta el día de la fecha. Para empezar, en aquella época no existía el diseño gráfico. Así que era todo un desafío porque era armar la revista, hablar con los profesores de artes marciales y los distintos deportistas, principalmente amateurs, que no estaban acostumbrados a salir en un medio de comunicación. Por eso, había que ir a verlos, casi convencerlos de que nos contaran su historia para poder publicarla. No era fácil. Ahora, todos quieren salir y contar, pero en aquella época era más bien cerrado, más el ambiente de artes marciales.

– ¿Cuáles fueron los primeros temas que cubrieron?

– Los primeros temas que cubrimos eran artes marciales, pesas y culturismo. Hablamos de las historias y de cómo llegaron los maestros a ser maestros y de los antepasados de ellos. Así que las artes marciales fueron lo más importante que tuvo la revista. Después, en lo que era pesas y culturismo, charlamos con los representativos a nivel nacional, campeones mundiales y nacionales de esa época.

– En un momento empezó como una revista gráfica ¿Por qué decidieron convertirla en una revista virtual? ¿Qué beneficios tuvo?

– En el año ‘92 nació como una revista gráfica y decidimos convertirla en virtual porque en realidad se venía el mundo virtual.  Nosotros siempre fuimos de la idea de hacer cosas distintas, nunca copiadas. Entonces empezamos con nuestra página virtual trainingtime.com.ar en el año 2000. 

Los beneficios son gigantescos porque había gran cantidad de personas que conocían el medio, a través de los profesores. También, a nivel nacional y en algunos casos internacional, ya que en aquella época los profesores se llevaban en forma gratuita las revistas en los torneos. Era la forma de difundirnos y que nos llamaran para estar en nuestro medio. Además, el beneficio más importante fue que al ser virtual existían los e-mails. Así que empezaron a mandarnos y a recibir mucha información para ampliar la revista. 

– En la página oficial de Training Time se menciona que desde el 2000 a 2004 fueron los años más duros que debieron atravesar. ¿A qué se debe esa situación?

– Esos años fueron complicados porque no era tan fácil para abonar la imprenta y los gastos que lleva hacer una revista gráfica. Pero Training Time tuvo varios momentos complicados. Pudimos salir a flote por el trabajo intenso que hicimos. El tema fue siempre el económico, porque esta revista en su mayoría era amateur, la mantenían las mismas personas que salían o gente que pagaba una suscripción. No teníamos un subsidio de ningún tipo, entonces como no lo teníamos, era más complicado poder mantenerla en esa época.

– A medida que creció el medio incorporaron un programa de TV y otro de radio ¿En algún momento les ofrecieron trabajar para un medio local? 

– Siempre nos ofrecieron trabajar en un medio local, lo que pasa es que trabajar en uno significa tener un horario y pagar la hora. Además, trabajar de empleados en un medio local nunca igual nos interesó. Somos directores del nuestro. Sí nos ofrecieron tener horarios en distintos medios locales.

– En una entrevista de “Por fin sábado” mencionaste que en Mar del Plata al deporte amateur no se le brinda mucha importancia. ¿Por qué creés que ocurre esa situación? Actualmente ¿Creés que se pudo mejorar?

Cuando nosotros empezamos con Training Time, en el año ’92, directamente no existía en ningún medio el deporte amateur porque como todos ya saben para salir en un medio hay que abonar. Nosotros no lo hicimos y empezamos a promocionarlos. Ahora, la situación cambió porque la gente entiende más de publicidad, los profesores y personas apoyan un poco más al deporte amateur. Además, todo el mundo se maneja con salir en distintas redes y después obviamente quieren salir en un medio.  Así que si mejoró y mucho gracias a internet.

– ¿Qué tipo de apoyo pudieron brindarles a los deportistas amateurs?

El apoyo más importante que le brindamos a los deportistas amateurs fue la promoción y la prensa que se hacía con Training Time, que se hizo muy famosa gracias a ellos mismos, quienes difundían y llevaban las revistas de un lugar a otro. Luego pudimos lograr, a través de distintas personas que apoyaron a deportistas, pagarles dos viajes a Estados Unidos. A su vez, ayudamos con eventos a beneficios, trabajar para algunos comedores, siempre estuvimos ayudando de una forma u otra. Pero lo más importante es la prensa.

– ¿Cuál fue el evento de mayor trascendencia que tuvieron la posibilidad de cubrir?

– En Las Vegas tuvimos la posibilidad de cubrir para el medio que trabajamos, que se llamaba Imágenes de Las Vegas, todo lo que tenía que ver con el boxeo. Tuvimos la posibilidad de conocer a Don King y a todos los boxeadores de esa época y poder estar en las distintas conferencias de prensa que se hacían en el Cesar’s Palace. 

En Argentina, todos los eventos fueron importantes. Siempre pensamos que todo es importante cuando sale, se difunde, lo importante es poder contar las cosas buenas que hace la gente con mucha trayectoria, pero que nadie lo dice.

– En Training Time realizan para fin de año unas galas ¿En qué consisten? ¿Qué tipo de personalidades asisten?

– La gala anual de Training Time ya es una tradición realizarla. Empezó en el año ‘93 y en ese entonces no se llamaban galas. Eran las fiestas de Training Time a las cuales venían todos los deportistas. La primera que se realizó fue en el club Urquiza, donde convocamos 220 personas amateurs y premiamos a las distintas artes marciales, pesas y culturismo por sus trayectorias.

– ¿Por qué las llamaron galas?

– A partir del año 2007, se hizo social y deportiva y empezaron a llamarse galas porque la gente le daba una distinta importancia, en la forma de vestirse y cómo se preparaba todo el año para poder participar. Ese año vinieron 440 personas. Hoy en día, van entre 500 y 600 de todo tipo de deporte, cultura, espectáculo, políticos. A nivel nacional e internacional hemos tenido artistas que han venido a participar y  pudimos premiarlos.

– ¿Cómo fue organizarlas durante la pandemia?

– En la época de la pandemia fuimos casi los pioneros acá en la ciudad de Mar del Plata en organizar la primera gala virtual donde pudimos premiar a nueve países de distintas actividades. No sólo deportivas, sino también de espectáculos. Un evento que tuvo gran cantidad de visitas y continuamente compartido tuvimos dos medios de México y de Estados Unidos que lo retransmitieron. La verdad es que fue un espectáculo genial que se hizo y la próxima gala, que se podría hacer presencial, también va a ser virtual.

– ¿Qué consejos le darías a alguien que recién empieza a hacer un medio independiente?

Lo primero es que trabaje en forma profesional. Aunque sea independiente, que sea imparcial que es lo que debe ser un medio. En ellos tienen que estar todos, dedicarse a difundir e informar y no a opinar. Uno tiene que hacer todo con amor, ganas porque en los medios de comunicación no se gana tanta plata a no ser que te lo subsidien, pero si uno lo hace con mucha voluntad, se puede llegar muy alto.

Nosotros para mí, llegamos muy alto, pero todavía falta. Siempre falta y estamos muy felices del trabajo que venimos haciendo a nivel nacional e internacional, es muy lindo el trabajo en un medio de comunicación. A mí me apasiona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *