Christian Eriksen, mediocampista del seleccionado de fútbol de Dinamarca, sufrió un paro cardíaco tras intentar dar un pase. Los jugadores de su selección nacional, conmovidos, se unieron en un círculo a su alrededor para impedir que las cámaras de televisión grabaran el momento en que lo asistían.

Fotos: TycSports

El volante danés Christian Eriksen perdió el conocimiento en el campo de juego a los 43 minutos del primer tiempo, el último sábado en el Parken Stadion de Copenhague, en un encuentro correspondiente al grupo B de la Eurocopa, frente al combinado de Finlandia.

El danés que lleva la “10” en la espalda, estuvo clínicamente sin vida por un instante pero logró reponerse y gambetear a la muerte. Inmediatamente el árbitro detuvo el encuentro y los médicos ingresaron al terreno de juego para efectuarle maniobras de reanimación durante casi 15 minutos. Más tarde, por petición del jugador danés y de ambas selecciones, la UEFA (Unión Europea de Federaciones de Fútbol) anunció que se reanudaría el encuentro. La decisión de continuar el partido tras conocer el estado de salud de Eriksen parece acertada. La imagen de los hinchas de Dinamarca y Finlandia cantando juntos, enviando su aliento al mediocampista, atraviesa fronteras y demuestra que el fútbol va más allá de los colores y de la rivalidad.

Los jugadores que integran el plantel de la selección de Dinamarca y los profesionales de la salud hicieron un trabajo muy importante para ayudar a salvar la vida del futbolista danés. El capitán, Simon Kjaer, actuó rápido y fue el primero que asistió a Christian sobre el césped. El defensor que milita en Milán de Italia evitó que su compañero pudiera asfixiarse y luego contuvo a la esposa, Sabrina Kvist Jensen, quien se encontraba en shock, desesperada, entre lágrimas en el borde del campo de juego. La iniciativa que tuvo Kjaer fue un gesto de humanidad que recorrió el mundo entero y da ciertas esperanzas de que no todo está perdido.

A raíz del escalofriante momento que le tocó atravesar al jugador danés, es importante destacar que se debe tomar conciencia de la importancia de tener conocimientos sobre maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), y cómo actuar cuando una persona se desvanece y se encuentra en esa situación.

Las competiciones de fútbol exigen a los jugadores profesionales un calendario muy apretado. El ritmo no es el mejor y los futbolistas son exigidos por sus propios países. Llama mucho la atención que en uno de los continentes más castigados por el Covid-19 se jueguen partidos cuando en realidad no están priorizando la salud.

Al mediocampista Eriksen, de 29 años, le llevará tiempo recuperarse por completo y su vida cambiará para siempre. La carrera futbolística probablemente pueda terminar por su condición médica. La fortuna para la familia y para el propio jugador, es que fue estabilizado en el hospital Rigshospitalet, al que fue trasladado, y recibió el alta médica tras una cirugía de corazón.

La imagen que marcará la Eurocopa será la del futbolista desplomado en la mitad de cancha, a quien se recordará como uno de los jugadores que logró sobrevivir y contar la historia. Es por este motivo que la decisión de seguir jugando ha generado críticas por doquier e interrogantes.

El entrenador de Dinamarca, Kasper Hjulmand hizo mención a la decisión de volver a la cancha después de lo ocurrido. “Honestamente, creo que no deberíamos haber vuelto al campo. Tengo un poco de mala conciencia. Sé que es una decisión difícil, mirando hacia atrás creo que fue una decisión equivocada. Los jugadores estaban en shock, no sabían si habían perdido a su amigo. No deberíamos haber jugado, es una sensación que tengo. Fue una decisión muy dura” dijo.

El debut en la Eurocopa finalizó con un triunfo histórico de la Selección de Finlandia por la mínima diferencia, 1-0, ante Dinamarca, en un encuentro que quedó marcado por el desvanecimiento de Eriksen que luego provocó la suspensión del juego durante 90 minutos. Sin embargo, el resultado pasó a estar en un segundo lugar. Ahora, la cuestión más importante es cuidar la vida de los jugadores profesionales, sin intereses de por medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *