Los episodios de violencia de género son cada vez más recurrentes. Una docente de la Escuela Primaria Nº 9 de la localidad de Quilmes fue testigo de una dramática escena de terror.

Foto: MinutoUno

Primeras horas de la mañana del 1 de junio. Calle Garibaldi al 1100,  en Quilmes, al sur del conurbano bonaerense. Mientras transcurre el día, un episodio de violencia de género que pudo terminar en una tragedia, causó conmoción porque un intento de femicidio fue frustrado. Alrededor de las 10 de la mañana, Flavia Angelino, socióloga que trabaja como orientadora educacional, visitó la mencionada vivienda, preocupada porque uno de sus alumnos de cuarto grado no se conectaba desde hacía un mes por la plataforma Zoom a las clases virtuales.

La profesional se acercó a la casa del alumno y no llegó a golpear las manos. Escuchó gritos desesperados y se dio cuenta que la madre del chico estaba siendo atacada por su marido. Allí observó, a través de la puerta, cómo le hundía un cuchillo en el pecho. La madre del niño salió gritando, pidiendo ayuda y con el padre persiguiéndola detrás. Inmediatamente, la profesora dio aviso al 911. Minutos después llegó al domicilio la policía de la Seccional Primera de Quilmes de la Departamental local de la Policía Bonaerense.

Las autoridades asistieron a la mujer atacada y la trasladaron de urgencia al Hospital Zonal General de Agudos Doctor Isidoro Iriarte. Según revelaron los estudios médicos, la mujer sobrevivió a pesar de recibir una puñalada que le provocó una herida profunda en el tórax, también en el labio inferior y cortes en la cara.

El sujeto, identificado como Gabriel Lezcano, de 40 años, intentó asesinar a la mujer (39), de nacionalidad paraguaya, y quedó detenido a disposición de la justicia. El imputado quiso escapar pero fue aprehendido a pocos metros del lugar del hecho en la esquina de las calles Puccini y Alem.

Días antes del episodio sangriento, Lezcano había amenazado de muerte a la mujer y a sus dos hijos. Según dichos de la familia de la víctima, el agresor era violento cuando se alcoholizaba y consumía drogas. Ella no lo denunciaba por miedo a ser asesinada. Hacía una semana que los menores no se conectaban a las clases online y no siempre iban al colegio porque la madre estaba golpeada o con un ojo negro, como consecuencia de las golpizas que le propinaba el hombre.

Efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) de la Provincia de Buenos Aires realizaron de urgencia un allanamiento en la vivienda por orden de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Quilmes, y allí secuestraron un cuchillo, que se encontraba en la mesa de la cocina con manchas de sangre. Según fuentes policiales se presume que fue el arma blanca utilizada para intentar matar a su mujer.

La causa quedó a cargo de la fiscal Karina Gallo, quien ordenó la detención del imputado, también de nacionalidad paraguaya. El agresor quedó detenido y está acusado del delito de tentativa de homicidio agravado por violencia de género y se encuentra a la espera de ser indagado.

El alumno y su hermano, quienes estaban en el hogar al momento de la agresión, quedaron al cuidado de la familia. Según trascendieron los dichos de Flavia Angelino, quien trabaja en la sección de Orientación Vocacional, les darán contención desde las distintas instituciones y la situación ya está judicializada.

La familia del menor declaró que Lezcano, padre del chico, ya tenía antecedentes por episodios de violencia de género, aunque nunca imaginaron encontrarse con algo así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *