Las medidas buscan facilitar el comercio entre empresas y potenciales clientes. El servicio de mensajería aclaró que no borrará cuentas, pero impondrá ciertas restricciones para aquellos que no acepten los cambios. 

BBC.com

Tras varios meses de incertidumbre, WhatsApp aplicó sus nuevos términos de servicio. La medida, que entró en vigencia el pasado 15 de mayo, busca facilitar la comunicación de los usuarios con las empresas. La aplicación de mensajería instantánea sostuvo que no borrará la cuenta de las personas que no hayan aceptado los cambios, pero sí realizará una serie de modificaciones con cada actualización.

WhatsApp logró poner en vigencia una serie de medidas que fueron presentadas a principios del año 2021. Los anuncios habían generado desconcierto en gran parte de los usuarios, quienes frente a los rumores de vulnerabilidad de sus propios datos personales decidieron traspasarse a otras aplicaciones. La empresa finalmente postergó su implementación para solucionar el problema de la desinformación.

Frente al temor del público, WhatsApp definió que no puede acceder a la privacidad de las personas. Las conversaciones, al estar cifradas, se encuentran resguardadas. La empresa también estableció que los audios, fotos, imágenes, ubicaciones y contactos son propiedad exclusiva de los usuarios.

La plataforma, adquirida por Mark Zuckerberg en el año 2014, determinó una serie de cambios específicos. En primer lugar, las medidas buscan que los usuarios de WhatsApp logren acceder con mayor facilidad a las propuestas de los negocios vigentes en Facebook. Uno de los grandes inconvenientes que observa la aquella red social es la dificultad para asegurar la transparencia entre las partes a la hora de comerciar.

En segundo término, la empresa estableció que utiliza la información de aquellas personas que visualicen anuncios. La posibilidad de acceder a estos datos permite que Facebook sugiera nuevas publicidades que sean afines a los intereses del potencial cliente. Las propuestas dependerán del perfil de cada usuario.

En tercer y último lugar, WhatsApp implementó en los chats de empresas un ícono que permite realizar compras de forma directa y sin intermediaciones. La nueva función, simbolizada con una tienda, les posibilita a los clientes observar imágenes y datos detallados de los productos que se ofrecen.

Con la adopción de los nuevos términos de servicio, la aplicación de mensajería determinó que aquellos usuarios que no aprobaron los cambios tendrán la posibilidad de aceptarlos en el transcurso de las próximas semanas. A través de una serie de notificaciones, las personas podrán confirmar las medidas. Los sujetos que ya aceptaron los anuncios no precisan volver a hacerlo.

Las personas que no quieren cumplir con los requisitos expuestos por WhatsApp no perderán sus cuentas, pero se verán privados de utilizar varias funciones. La empresa estableció que los usuarios no podrán acceder a su lista de contactos. La interacción solo será posible a través de las notificaciones de los mensajes y llamadas que el consumidor reciba.

Si el cliente continúa sin aprobar las políticas, la aplicación sufrirá mayores restricciones. WhatsApp determinó que el usuario no podrá recibir llamadas ni mensajes. Tampoco accederá a las notificaciones de sus contactos. Para evitar esta situación, el sistema de mensajería recordará la posibilidad de revertir la decisión que se tomó.

Para conocer un poco más sobre los cambios en las políticas, los usuarios pueden acceder al Play Store para leer las recientes modificaciones. La empresa de mensajería está obligada a comunicar a través de la aplicación todas las decisiones que afecten a los clientes del servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *