Por la cuarta fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores, el “Millonario” igualó 1-1 con Junior. El encuentro se disputó en el estadio Romelio Martínez, en medio del conflicto social que atraviesa Colombia.

Fotos: TyC Sports

Con un gol del chileno Paulo Díaz a los 47 minutos del segundo tiempo, River Plate rescató este miércoles un agónico empate frente a Junior, en Barranquilla, por el grupo D de la Copa Libertadores de América.

En la previa del partido, el plantel de River no pudo hacer el reconocimiento del campo por los gases lacrimógenos producto del enfrentamiento, en las inmediaciones del estadio, entre la policía y un grupo de manifestantes que pedía que el encuentro no se disputara. En ese contexto se jugó la cuarta jornada del certamen internacional.

Los incidentes continuaron durante el partido. Mientras se entonaba el himno nacional de Colombia, se escucharon balas de gomas y bombas de estruendo afuera de la cancha.

El partido comenzó con Junior presionando en el campo rival, y la primera jugada se produjo a los 2 minutos: un buen remate de Miguel Ángel Borja generó peligro y Franco Armani detuvo el disparo.

A los 13’ del primer tiempo, River se acercó con una jugada de Julián Álvarez, que dio un buen pase para Federico Girotti, y éste definió desviado por encima del arco rival. Luego de esa jugada, Junior empezó a mejorar en el ataque. El equipo local pudo inaugurar el resultado pero no estuvo del todo preciso.

Miguel Borja abrió el marcador para el local a los 19 minutos. El delantero le ganó la espalda al defensor Jonathan Maidana, la carrera al paraguayo Robert Rojas y definió por abajo del arquero Armani que no logró evitar el gol.

A los 23’, el árbitro uruguayo Esteban Ostojich detuvo las acciones,  debido a que los futbolistas del “Millonario” y del  “Tiburón Rojiblanco” se vieron afectados por los gases que ingresaron desde la calle al campo de juego. Los jugadores se acercaron al banco de suplentes para lavarse los ojos y por un momento el encuentro corrió riesgo de suspenderse. Sin embargo, un rato después, el partido se reanudó.

Sobre el final del primer tiempo, un duro choque de cabezas entre Girotti y Didier Moreno hizo detener nuevamente el juego, aunque esta vez sin suspenso.

El segundo tiempo comenzó con un remate fallado por los locales. John Pajoy pateó desde afuera del área y la pelota se fue alta y por la izquierda. A los 9 minutos, Sebastián Viera evitó lo que pudo ser el empate del “Millonario”. Girotti elevó un derechazo y un intento de Bruno Zuculini fue tapado muy bien por el arquero.

River mejoró con los cambios y buscó el empate, con los ingresos del colombiano Jorge Carrascal y Agustín Palavecino. A los 29’, el visitante estuvo cerca del empate con un zurdazo de Milton Casco desde afuera del área que salvó Viera.

En la última parte del complemento, Junior se quedó y dejó de atacar, ya sin la presencia en cancha del delantero Borja, su hombre más peligroso. River empezó a dominar la pelota y jugó en campo contrario.

Sobre el final del partido, cuando se jugaban 2 minutos de tiempo agregado, Díaz convirtió de cabeza para marcar el empate agónico de River, que significó un punto importante para pasar a ser escolta y mantenerse a tres puntos por encima del elenco colombiano.

El “Millonario” salvó el invicto y quedó segundo en el Grupo D con 6 puntos, a dos del puntero, Fluminense, que venció 2-1 a Independiente de Santa Fe en Brasil. De esta manera, el equipo dirigido por Marcelo Gallardo quedó muy cerca de la clasificación a octavos de final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *