Días atrás una de las principales arterias económicas del mundo quedó totalmente obturada al encallar el carguero Even Given. El buque de más de 400 metros de largo y 60 metros de ancho generó pérdidas de más de USD $1000 millones de dólares.

@PortalPortuario

Por primera vez en más de 150 años de historia del canal de Suez, un barco se encalló cuando tocó ambas costas. Esto sucedió el pasado 24 de marzo y trajo graves problemas económicos.  Esta ruta comercial navegable situada en Egipto une el mar Mediterráneo con el mar Rojo. Se estima que entre el 10 y el 12 por ciento del comercio mundial pasa por este canal, por lo que las pérdidas generadas por este bloqueo son millonarias.

El Ever Given mide 400 metros de largo y pesa 200.000 toneladas, con una capacidad máxima de 20.000 contenedores. Fue construido en 2018, registrado en Panamá y operado por la empresa de transporte Evergreen Marine, viajaba desde China al puerto de Rotterdam en los países bajos. Es uno de los portacontenedores más grandes del mundo y, por su encallamiento, más de 420 barcos quedaron atrapados esperando pasar por este canal navegable de 193 kilómetros de extensión.

Las pérdidas económicas resultaron astronómicas: el portacontenedores bloqueó el equivalente a 9.600 millones de dólares de carga diariamente. Y no solo eso, algunas compañías tenían tanta preocupación por el retraso en el traslado de productos, que incluso analizaron la opción de enviarlos por vía aérea, lo que representa un costo al menos tres veces mayor.

Si bien la causa del encallamiento fueron las fuertes ráfagas de vientos, los investigadores intentan comprobar si hubo algún error técnico o humano. Osama Rabie, presidente de la Autoridad del Canal de Suez cree que hubo un error humano y descarta que el viento fuera la razón principal. También remarcó que el enorme tamaño del barco no fue el causante, ya que hay cargueros mayores que atraviesan por el canal.

El desenlace de este hecho fortuito es difícil de prever, aunque se sabe que las autoridades del canal de Suez realizarán una escalada de demandas por todos los daños producidos. Además, la producción global disminuida por los impactos y demoras ocasionadas por la pandemia del Covid-19, nunca logró una recuperación logística de su abastecimiento. Si la normalidad estaba lejos, este episodio la aleja todavía un poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *