Después de 36 años de lucha, el Poder Legislativo sancionó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. La misma contó con 38 votos favorables, 29 negativos y 2 abstenciones.

A partir de la reglamentación de la nueva norma, las personas gestantes tendrán acceso al derecho de elegir si continuar o no con sus embarazos en instituciones públicas o privadas de salud. Deberá garantizarse la atención pre y post aborto, el acompañamiento respetuoso de las creencias personales y la derivación obligatoria en caso de objeción de conciencia o falta de personal capacitado en la institución.

Las personas gestantes podrán acceder a un aborto hasta la semana 14 de gestación, a excepción de los abortos por causales que prevé el Código Penal desde 1921. Los mismos deberán ser atendidos con un máximo de 10 días posteriores al requerimiento.
Además, las personas mayores de 16 años firmarán sus propios consentimientos, no así las menores, que tienen que asistir acompañadas de algún afecto.

De esta manera, los feminismos siguen haciendo crecer en derechos a toda la Argentina. A partir de hoy, 30 de diciembre de 2020, nuestro país es un poco más libre y justo. Sobre los cuerpos de las personas gestantes, nadie nunca más.
El aborto es ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *