Pandemia y cuarentena trajeron una crisis sin precedentes que se ve reflejada en las cuentas tributarias que se incrementaron en un 50 por ciento en todos los contribuyentes. Según lo informó la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont la deuda exigible y regularizada de personas físicas y jurídicas asciende a medio billón de pesos.

La AFIP reglamentó la moratoria para pymes: cuáles son las claves ...

Por ello, el gobierno envió al Congreso un proyecto de ley que consiste en una moratoria más amplia. El proyecto incluye a grandes empresas y personas físicas. Incluirá, además, deudas tributarias, previsionales y aduaneras hasta 30 de junio, es decir, las deudas que se hubieran generado en plena pandemia.

“Que las empresas puedan salir de esta crisis con una menor carga, para que cuando termine esta pandemia estén reestructuradas sus deudas y así crecer de manera sólida, con una economía en crecimiento a través del trabajo de todos los argentinos” es el objetivo de esta amplia moratoria, señaló Matías Kulfas, titular del Ministerio de Desarrollo Productivo.

El plan de pagos actual abarca a pymes y asociaciones civiles y sin fines de lucro y fue aprobada por el Congreso en el marco de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, para dar respiro al sector productivo luego de dos años de recesión. Con la pandemia la crisis se generalizó y desde el Gobierno tratan de ampliar la base de contención para enfrentar de manera más aliviada la etapa de post pandemia.

El proyecto de ley actual contempla deudas generadas hasta el 30 de junio. La inscripción vence el 31 de octubre y la primera cuota comenzará a pagarse el 16 de noviembre. Es decir, que se otorgan más de cuatro meses de gracia para comenzar a pagar. “La ventana de tiempo es para que puedan tener oxígeno financiero”, aseguró Marcó del Pont.

La moratoria alcanza a deudas tributarias, aduaneras y previsionales. El proyecto, en este caso, distingue entre pymes y grandes empresas en cuanto la cantidad de cuotas. Las deudas impositivas se podrán pagar en 120 cuotas para personas físicas y pymes y en 96 para grandes empresas. Para obligaciones de la seguridad social las cuotas serán 60 o 48 se trate de pymes o grandes empresas.

Estas últimas podrán adherirse a esta moratoria. Pero para ello deberán cumplir ciertas condiciones: por 24 meses no podrán repartir dividendos ni utilidades, no podrán gira al exterior ni acceder al mercado de títulos para eludir la normativa cambiaria. La nueva moratoria importa una importante disminución de los intereses y la condonación total de las multas. La tasa de interés bajará del 3 al 2 por ciento hasta enero de 2021 y, a partir de ese momento, una tasa variable en pesos. No se tendrá en cuenta la calificación del contribuyente frente a la Afip para acceder a este beneficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *