El coeficiente de Gini, indicador que mide la desigualdad social siendo 0 la igualdad perfecta y 1 la mayor desigualdad posible, registró una leve mejora en el primer trimestre del año alcanzando los 0.444 puntos, mientras que en igual período de hace un año alcanzaba a 0,447, pasando por un pico de 0.449 en el tercer trimestre.

La equidad distributiva empeoró de manera notable en el período 1975 a 2002, pasando de 0.35 a 0.50 puntos. A partir de 2002 cambiaron esas tendencias y en el cuarto trimestre de 2012 se llegó a 0.364 puntos. Durante la administración del Ingeniero Macri la mejor marca se registró en cuarto trimestre de 2017 donde el Gini se ubicó en los 0.427 puntos.

Los datos fueron publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) en un informe que “contiene los principales indicadores de la distribución del ingreso de los 31 aglomerados cubiertos por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) en el primer trimestre de 2020. Esto incluye escalas de distribución por deciles de distintos conceptos de ingreso (individual, de la ocupación principal, total familiar y per cápita familiar) para la población total, la población ocupada y los hogares”. 

Según el informe elaborado por el instituto estadístico, el decil con mayores ingresos concentra 17 veces más riqueza que el decil más pobre, manteniéndose estable respecto del mismo período del año anterior. Sin embargo, si se toma en cuenta el promedio, el decil más rico aglutina 21 veces más riqueza que el más pobre. En la comparación interanual la desigualdad de ingresos promedio aumentó dos puntos.

El decil más pobre concentra el 1,2 por ciento de los ingresos. El decil más rico se lleva el 30,9 por ciento. Tomando dos deciles de cada extremo, el 20 por ciento más empobrecido concentra tan solo 4,5 por ciento de los ingresos y el 20 por ciento más rico se queda con el 47,8 por ciento. Si representamos los ingresos en una torta de 10 porciones, los sectores más favorecidos se llevan cinco porciones (media torta) y los más empobrecidos deben conformarse con media porción.

El ingreso promedio del estrato bajo (decil 1 a 4) es de 11.650 pesos y el del estrato medio (decil 5 a 8) de 30.754 pesos, mientras que el promedio del estrato alto (decil 9 y 10) equivale a 77.083 pesos.

El informe detectó una sensible desigualdad entre lo que gana un hombre y una mujer. Mientras que los varones tienen un ingreso promedio de 36.695 pesos, el de las mujeres desciende a 28.279 pesos.

Según el informe oficial, el ingreso promedio tuvo un aumento de 47,9 por ciento interanual. En el caso del estrato más bajo el aumento fue del 56,1 por ciento, mientras que los estratos medios y altos aumentaron un 47,3 y 46 por ciento, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *