Ayer se celebró el Día del Periodista. Es el día que me gusta recibir el “feliz día” dado que, si me considero periodista “deportivo”, es apenas por realizar actividad física continua y no por el modo de ejercer esta bendita profesión.

Dentro de ese encuadre, el viernes entrevistamos en Radio Eter al Intendente de Gral. Pueyrredón Guillermo Montenegro y por no considerarnos periodistas “deportivos”, sino “especializados en”, es que también abordamos cuestiones como turismo regional en cuarentena flexibilizada y paseos de recreación familiar fuera del horario de 18 a 8, por el frío reinante en junio en Mar del Plata.

Montenegro se refirió a su contacto con el presidente de River Plate, Rodolfo D’onofrio y con el presidente de AFA, Claudio Tapia, para interesarlos a venir a la ciudad de pretemporada en la “burbuja de prácticas”. Pero no lo hizo con Moscuzza, el Dr Méndez o el Dr Roberto Fernández (Aldosivi; Alvarado, Liga Marplatense de Fútbol, respectivamente) revelando – a primera vista –  una mirada muy poco “municipal”.

A la repregunta de por qué darle un lugar para entrenarse a River y no a los clubes de Mar del Plata, el intendente reaccionó con un “si me presentan un protocolo, por supuesto que será estudiado”. Esta respuesta me invitó a reflexionar que Montenegro debió pensar en gastronómicos y hoteleros antes que en lo deportivo. Es decir que  si lo pensáramos desde 3 – 4 planteles que alquilan 3 – 4 hoteles exclusivos para ellos, 3 – 4 empresas de catering, 3 – 4 predios para entrenar,  3 – 4 colectivos de los “escolares”, lavanderías y algún otro rubro de los más castigados en la ciudad, desde lo económico es interesante.

Los reparos que tengo son: 1) que deberían hacerlo, por ejemplo, en la Villa Marista, RCT, u otro establecimiento con habitaciones y campos deportivos creando una verdadera “concentración” para que nadie entre ni salga de allí. Además para que la gestión Montenegro “nos siga protegiendo del Covid 19”, ya que él declaró “algún hotel, con un colectivo con todos los protocolos…” y allí no coincido porque el virus podría “circular”.

2) Aunque es cierto que el Jefe Comunal aclaró que depende de la AFA la decisión de volver a entrenar o no, la prioridad, si de ventaja deportiva se tratara, es para un Aldosivi en Primera o para Alvarado en la Primera Nacional lo que debiera pensar un político local. No por egoístas, sino porque debiera gobernar para los que lo votaron, aún comprendiendo aquello del “mini turismo” con trabajo, incluso, para los colectivos “escolares” que están al borde de la quiebra. Y esto sería un paliativo, pero apenas un parche de no más de 30/45 días.

Hasta que las autoridades sanitarias no lo habiliten, ni River, Aldosivi, Alvarado o el Barcelona podrán ejercitarse en la Argentina. Y si nos apartamos de las presiones del establishment futbolero con la TV a la cabeza que empuja y empuja como unos “anti cuarentena” más, sería coherente que no tengamos futbol ni básquetbol o cualquier otro deporte en conjunto hasta que aparezca la vacuna. No tengo dudas que así debiera ser. ¿Será?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *