Hace unos días vimos pasar nuevamente por Mar del Plata el tren de satélites Starlink, de la compañía SpaceX del multimillonario Elon Musk, que promete llevar Internet de alta velocidad a muy bajo costo a todo el planeta.

Son muchas las personas que desde el año 2017 han comenzado a llamar a las autoridades por ver luces extrañas en el cielo, pero alejado totalmente de los extraterrestres y la ciencia ficción, son una parte de los más de 12.000 satélites que la empresa SpaceX pretende enviar al espacio antes de 2024.

No es noticia que las empresas tecnológicas comenzaron no solo a pelear por innovar a nivel terrestre, sino que también en los últimos años han comenzado una guerra fría por la conquista del espacio y las comunicaciones.

Elon Musk es famoso no solo por su dinero, sino también por su excentricidad. Lo demostró tiempo atrás cuando envió un auto de alta gama (como un Tesla) a surfear por el espacio exterior con un maniquí atado al asiento del conductor.

En los últimos años varias empresas, entre ellas SpaceX, Amazon, OneWeb, decidieron crear redes de satélites geoestacionarios alrededor de nuestro planeta. Todo esto no sólo con motivos “humanitarios” para llevar Internet a lugares remotos, sino también por una venta comercial a diferentes organizaciones gubernamentales.

Ahora, ¿alguno de ustedes se percató de lo que estamos otorgando a cambio?

Como sociedad ya hemos demostrado en el pasado y lo hacemos en el presente, que no sabemos manejar los desperdicios que nosotros mismos generamos, y no tenemos que irnos muy lejos para poder ver los basurales a cielo abierto y los niveles de contaminación que maneja no sólo la Argentina, sino también el mundo entero.

El espacio ya no es una excepción. En la órbita terrestre en la actualidad se encuentran además de satélites de todo tipo y tamaños, más de cien mil toneladas de basura espacial, la cual sabemos, a veces la misma gravedad nos la devuelve.

No hay que pecar de hipocresía, en el mundo en el que vivimos las comunicaciones son un pilar fundamental, algo imprescindible en la sociedad. A medida que pasan los meses y años necesitamos más velocidad de internet para realizar todo tipo de tareas, y muchas veces no es suficientemente rápida o tiene un alto valor económico en lugares periféricos.

¿Cual de las dos pesa más? ¿Un Internet rápido y barato o contaminar a niveles exorbitantes?

Por otra parte está el factor científico. Gran cantidad de astrónomos y aficionados a la astrofotografía han denunciado el mal que les genera la gran cantidad de satélites enviados por Elon Musk, ya que los paneles solares que los alimentan generan un reflejo a la tierra que entorpece y arruina cualquier observación que genere una larga exposición de tiempo. Esto se refleja en líneas indeseadas en las fotografías, las cuales muchas veces arruinan el trabajo de meses de preparación para un evento astronómico específico.

¿Cuándo fue la última vez que se tomaron un tiempo para mirar al cielo nocturno?

Los marplatenses hace muchísimos años perdimos gran campo de visión de las estrellas por la contaminación lumínica. Tenemos que ir muy lejos, provincia adentro, para encontrar un lugar lo suficientemente apartado para que las luces de cualquier ciudad o poblado, nos deje ver qué hay más allá de las dos o tres constelaciones que vemos habitualmente.

Tal vez en un futuro solo podamos disfrutar de la vista de satélites, que simulen ser estrellas en movimiento en el firmamento. A menos que las grandes corporaciones comiencen a pensar tanto en los beneficios de sus actos, como en las consecuencias a largo plazo.

3 thoughts on “Contaminación espacial: los satélites de Elon Musk”
  1. Muy buena reflexion!! La humanidad paga un costo demasiado alto. Te escuchaba y daba la sensación de estar oyendo un comentario sobre una película. Hoy en día, estamos viviendo esta Pandemia del Covid-19 y eso “debería” hacer que nos cuestionemos que queremos de acá en mas… , para nosotros y nuestras generaciones futuras !!No puedo entender, como ciertos HUMANOS pueden ser tan necios, ignorantes y mil cosas mas… La ambicion, el poder de algunos… nos arrastra a todos…
    Gracias por tu compromiso ! Hasta la proxima!!!

  2. La mayoría de los satélites tienen las mismas funciones, y son a esta altura chatarra espacial. Si es un costo del sector privado para poder colonizar otros mundos, bienvenido sea. Los estados poco y nada están haciendo para organizar colonias afuera. Y el riesgo más grande de las cosas que orbitan arriba son los pedazos de naves que se desprenden cuando se atraviesan las capas del cielo. Eso impacta contra las naves que salen de la Tierra. Y otros miles de pedazos, imposibles de rastrear, caen en este planeta a una velocidad monstruosa, rompiendo casas a veces. Eso es mas preocupante en lo inmediato…

  3. muy buen podcast, muy real lo que nos trasmitiste, me gusta este tipo de contenido por lo que me suscribiré al canal de youtube, excelente información felicitaciones a que se cuenta ? y a radio Eter ,por tener profesionales tan informados y que expresen estos temas de una manera tan clara, espero que esto se repita muchas veces mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *