El intendente realizó una conferencia de prensa y detalló que la situación sanitaria en Mar del Plata “permite insistir” a Provincia para que autorice los protocolos.

El intendente de General Pueyrredón brindó una conferencia de prensa para responder al pedido de los comercios minoristas de abrir sus puertas. La convocatoria se da luego de que el gobierno de Kicillof no habilitara los protocolos de apertura en un comunicado del lunes que rige para todos los aglomerados de más de 500 mil habitantes. 

Montenegro sostuvo que “la situación que tenemos en Mar del Plata nos permite insistir en la aprobación de los protocolos de los comercios minoristas. Sabemos que esto necesita una autorización específica de la Provincia pero entendemos que dada la situación sanitaria estamos en condiciones de pedirlo”. También insistió en la necesidad de trabajar en protocolos muy exhaustivos y aclaró que si el panorama cambia “vamos a ser nosotros los que haremos cesar el funcionamiento”. 

Sobre el comportamiento de los vecinos, el jefe comunal agregó que “las imágenes que vimos a mi tampoco me gustaron, también entiendo que en un porcentaje de un Municipio con cerca de 1 millón de habitantes se trabajó de buena manera. Es clave trabajar más en la conducta social pero los comerciantes respondieron bien”.

En el comienzo de semana, la Unión del Comercio, la Industria y La Producción (UCIP) de Mar del Plata publicó un comunicado en el que dejó claro que “la situación se ha vuelto dramática para aquellos comercios minoristas que desde hace casi 70 días han tenido que cerrar sus persianas. Pocas son las herramientas que ha dispuesto el Estado para hacer frente a esta situación y menos aún son los que la han recibido. Pero en cambio, sí todos han sido alcanzados por el pago de salarios, impuestos, alquileres, entre otros muchos gastos”.

La última resolución provincial estableció que, con el objetivo evitar aglomeraciones poblacionales en centros comerciales a cielo abierto y calles céntricas, inhabilita la reapertura de servicios de alojamiento, peluquería y estética (en Mar del Plata ya fueron habilitados anteriormente), venta minorista de productos textiles; prendas y accesorios de vestir; calzado; juguetes; artículos de esparcimiento y deportes y servicio de comidas (a los últimos dos se les permite entrega a domicilio o retiro en el local).

“Estamos en la etapa de llevar la mayor cantidad de información posible a la provincia para que revea esta decisión” sentenció Montenegro.