Alberto Fernández lo definió junto a los gobernadores y lo oficializó en una breve conferencia de prensa. La mayoría de los ciudadanos deberá permanecer en sus hogares de manera obligatoria.

El Presidente anunció que la cuarentena obligatoria comienza esta medianoche y se extenderá hasta el 31 de marzo. “Vamos a ser severos con quienes no cumplan”, enfatizó.

Algunas de las medidas que comprende el decreto de necesidad y urgencia que exige el “aislamiento social preventivo y obligatorio”:

  •  La vida cotidiana transcurrirá en los domicilios particulares. No hay obligación formal de concurrir a los lugares de trabajo.
  • Quedan exceptuadas las fuerzas de seguridad, las policías provinciales, bomberos y  empleados que trabajen en servicios públicos o en comercios de venta de alimentos, productos de primera necesidad y farmacias.
  • Sólo se podrá abandonar el domicilio particular para la compra de productos de primera necesidad o emergencia médica.
  •  Habrá coordinación de seguridad de las policías provinciales y las fuerzas de seguridad nacionales para evitar que se viole el DNU.
  •  El Estado garantizará la provisión constante de alimentos en los comercios y supermercados en todo el país.
  •  Los hospitales públicos y privados tendrán guardias mínimas para emergencias.
  •  Se cierran todas las fronteras, se limitan al máximo los transportes públicos y habrá retenes en las rutas nacionales y provinciales para frenar la circulación masiva en la Argentina.